Te amo.

Te amo de tantas formas,

pero no como los otros.

Te amo con detalles despistados,

te amo como no queriendo.

Yo, simplemente te amo…

sin flores ni joyas,

sin ornamentos ni trampas,

con mis heridas parchadas,

con uno y mil desperfectos.

Te amo sin necesidad,

aún en mi silencio,

deliberadamente

dando el alma en cada beso.

 

Algunos aman sin palabras, sin ataduras, sin romance y no deja de ser amor.