Anotaciones. Nov 25, 2016. – Decido avanzar.

Los pensamientos y hechos están en su sitio. Se siente cuando la verdad cae, pesa pero a la vez trae claridad y con ello una sensación de tranquilidad aún cuando a partir de este momento el camino no deja de ser complicado; por fortuna se sabe por dónde vas y qué debes llevar contigo… avanzas preparado.

Estaba enojada, me sentía frustrada y sin pensar lo hacía por razones equivocadas. No me irritó andar por el camino difícil, comúnmente es el que elijo; me gusta saborear el logro después de escalar arduamente, sé que es un mal hábito, en ocasiones no hace falta matarse para merecer y alcanzar las cosas. En fin, eso no me tenía contra la pared.

Lo que realmente me encabritó fue que no me dieron a elegir, la vida me presentó una sola vereda, larga y tortuosa, incómoda, sin tientos ni chiqueadera. Así que cuando visualicé la situación sin afán de victimizarme y alejando cualquiera de mis quejas, me cayó el veinte de que no era necesario también sufrir emocionalmente. En esta ocasión se me había puesto en bandeja de plata la opción que habría elegido, se me habían facilitado las cosas y yo con mi quejadera.

Por ello decidí aceptar mi presente y fluir, simplemente fluir con el reto de mejorar esa parte de mi cuerpo que ahora no está al 100, sin importar cuánto duela, cuánto pese, cuánto tarde. El “cuánto” es lo de menos, quiero disfrutar del paisaje, las personas, las experiencias y de mi vulnerabilidad, quiero sentir cómo cada parte de mí despierta, transpira, vive.

Anuncios

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s