Definirte.

Estos días han sido de ensimismamiento a la par de una gran diversidad de sensaciones. Apenas la semana pasada te mencionaba que se requiere ENFOQUE y es justo lo que necesito para sobrevivir entre mis múltiples roles. Me es difícil priorizar, siempre he sido indecisa y poco planeadora. Por aras del destino, algo de suerte o la implicación inconsciente de la ley de atracción, mucho ha llegado a mi vida, más de lo pedido, más de lo deseado; quizás no lo que quería pero sí lo que necesitaba para ser lo que soy, para aferrarme a la vida y su valor, para no morir en el intento al enfrentarme, al contraponer lo que soy y lo que quiero ser, lo que es y no puede ser algo más, lo que me rodea y las razones por no contar con otros elementos.

La vida en familia nunca se me dio, siempre fui inadaptada, distante de lo que consideraba ajeno, poco atractivo para mi vida, sin duda época de mucha arrogancia. Parte del “no los necesito” sigue latente en mis decisiones, en la forma de emprender camino hacia un objetivo. Aprendí a obtener las cosas bajo esfuerzo y ahora no me gustan los caminos fáciles, ni las ayudas espontáneas que facilitarían todo; me gusta batallar, salir golpeada, con la sensación de que fui a la guerra y no de turista. Y llegado a un punto debo reflexionar sobre esta actitud, modo de vida donde se considera que se puede seguir a lo individual, se puede prescindir de un equipo para lograr algo. 

Aquí recuerdo todos aquellos objetivos cumplidos de la mano de otro ser y me deja ver que al igual que expone el protagonista de “Into the Wild”, hace falta compartir. Vivir para ti y vivir para otros no se compara con vivir, aprender, disfrutar CON otros. Comprendo que no es sencillo adaptarse a personas que no consideras iguales a ti, con las que no te identificas por razón o sentimientos, sin embargo actualmente son tus maestros, no hay otros, sólo ellos, y el aferrarte a vivir en tu burbuja o en mi caparazón no es la mejor opción. La vida se recorre dentro y fuera de casa, así que HAZLO. No te limites, da valor a los que has desvalorizado, conoce a quienes te lo has impedido, reconoce a aquellos de los que te has alejado. 

Tal vez hoy no te toca avanzar profesionalmente, no te toca ir tras los huesos que muchos corretean, sólo te queda observar, sentir, reflexionar, contemplar el paso de la vida y tal como lo has dicho, definirte, exponer tus fallas y saber que éstas también te forman, van unidas a ti para fortalecerte cuando vuelvas a caer. En muchas ocasiones cuesta aceptar que volvimos a tropezar, que hemos reprobado en la materia que nos decíamos expertos, ¿pero sabes algo? TODO ESTA BIEN, sólo nos falta reforzar, volver a sentarnos en la butaca y aceptar que hay otros de quienes aprender, ya sea un amigo, un padre, el tendero o la señora que a diario te suplica un pan.

Hoy toca agradecer lo que tenemos, lo que somos y lo que el resto nos tolera. No es fácil ser y que otros te acepten, te den a pesar de que no eres el mejor o el más exitoso, a pesar de que no tengas con qué pagar; sólo queda agradecer. No olvido que el mejor abrigo recibido me lo dio una mamá mientras me congelaba derrotada en la banqueta, sus palabras aún resuenan “¿tu mamá sabe dónde estás? ve a tu casa y olvídate de esto, que si te viera vendría a rescatarte”.

 

Anuncios

3 comentarios en “Definirte.

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s