Juguetería

Cuando tú elijes a una persona para compartir tu vida, es similar a cuando un niño elige un juguete. Sólo dices “¡QUIERO ESEEEE!” aunque no sepas ni de dónde madres se enciende; desconoces el prestigio de su marca, sus características internas, si lo hicieron o no para ti, si tiene o no ciertas funciones y si a los meses lo botarás por aburrido. Simplemente nos gustó cómo se veía anunciado, la caja que lo contiene, los colores o accesorios que trae incluidos sin importar que los tiremos a la primera vuelta. En este punto la imagen lo es todo.

Al paso de los días, si tiene suerte y cumple con varios requisitos lo volverás tu juguete favorito, el consentido, el que aún sin brazo ni pierna, y mancha o rotura incluida, será tuyo, sólo tuyo. Su relación prevalecerá por años, el tuyo se vuelve nuestro, el cariño crecerá, cambiará, con el tiempo amenazará con extinguirse o mediarse, sin embargo puede que tenga algo único como la flor de el Principito y jamás será olvidado ni dejado en un rincón.

En la vida real, la elección puede ser una compra a ojos cerrados, sin embargo la relación día a día aterra mucho, te hace enfrentar a tus demonios, rompe ideales y te exige enfoque, compromiso. Tener pareja es un encuentro contigo, una confrontación diaria entre lo que piensas, quieres y deseas, respecto a lo que es. Se convierte en un intercambio, en un trueque de dádivas sin esperar algo a cambio. Como dijo Páez “Dar es Dar”, y como un día me dijeron “Somos paquetes completos“.

Anuncios

2 comentarios en “Juguetería

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s