Uno de esos días…

Imagen

¿Hay días en los cuales te ves al espejo y sólo piensas en lo mal que te ves; tu flacidez, la cicatriz o las ojeras se enfatizan más de la cuenta? Odio esos días, nada me sienta bien, cambio de atuendo y peinado 3 o 4 veces aún cuando sé que no me agradaré.

Acto seguido, ya no incomoda sólo lo que miro a simple vista, mi mente viaja por los pelos que no he depilado hace días, las cejas disparejas, las tetas caídas, los puntos negros evidentes, las bolsas del desvelo. ¡Y qué decir de las lonjas que ya no logran sumirse! Maldita flacidez y esta pesadez, y el desaliento, y el olvido de mí.

Días que pasan, te impregnan, te abruman, y luego sólo pasan, se olvidan, te dejan el consuelo de que sigues vivo y como muchos, eres defectuosamente perfecto.

Anuncios

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s