Te espero.

Vagando entre lunas vaporosas te pienso, te busco, te espero… aquí te espero.

La noche atormenta y esta necesidad de escucharte y besarte se vuelve tierra entre gusanos.

No es suficiente el llanto, el grito no alcanza tu mano, tu alma, no hay nada qué tocar,

nada qué sentir, nada que soñar.

Recuerdo despierto, hablo quedo añorando tu voz. Te veo venir, gemir, retorcerte, luego desapareces; sólo hay sábanas, este humo y mi andar.

Anuncios

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s