Ansiedad

Ha pasado uno, dos, tres y más días, he perdido la cuenta… duermo, despierto, deambulo de madrugada, intento dormir, sueño despierta, termino dormida y vienen pesadillas. Abro ojos, cierro a fuerza, termino con párpado hinchado, suena alarma y sí, me amanece nuevamente.

Quedo tirada, pasan minutos, enciendo TV, escucho chismes y algún comentario tonto que no logra arrancar ni una sonrisa, como puedo me levanto, tantos kilos y esta fuerza de gravedad afectan mi sentido. Siento mareo, espero minutos sentada, más minutos, unos más y me levanto. Pienso en ti, pienso en él, ¿por qué no se mueve? Ya se moverá.

Me dirijo al baño, quedo dormida, lavo dientes, cara y me doy cuenta que sigo viva, que tengo hambre y debo buscar algo en esa cocina. ¿Comeré huevo, un sandwich, nuevamente cereal? ¡Sí, que sea cereal!, ¿hay algo más creativo y práctico? no lo creo. Vacío leche, al rato debo ir a surtir, también faltará cereal, al menos tengo plátanos. Pienso en la comida, pongo a cocer papas, aún queda chorizo, suena buena la combinación.

Aún no se mueve. No he revisado correo, alguien discute en la calle, mejor me quedo adentro. ¿Cómo estará mi granja? Es ocio seguro pero distrae. Recorro pendientes con la mente, siento movimientos, veo su maleta, falta poco y prefiero salir del cuarto. Quiero bailar, me conformo con cantar, bailar me ahoga ahora; quiero correr.

¡Demonios! olvidé las papas, debo correr, se recocieron y ahora será puré con chorizo, quizá sabrá bien con algo de orégano o condimento de pollo; el chorizo es de pollo, no creo que haya diferencia. Vuelvo al monitor, sigo cantando, me pone de buen humor. No he escrito en mucho tiempo, deseo teclear, una letra, dos palabras, tres oraciones, cuatro momentos, cinco horas, mucha ansiedad.

“No todo está perdido ni se va acabar… la vida es un pic-nic”. La frase de Fobia me distrae, tiene algo de verdad, cuánta razón. ¿Y realmente es un pic-nic? tendré que pensarlo, tal vez si lo mastico después de unas horas llegue la respuesta; eso me sonó a comercial, mejor olvidarlo.

Pienso de nuevo en ti, inmediatamente en él, en nosotros… quiero dibujar, hace meses no lo hago ni consigo ilustrar. No he enviado mensaje a mi madre, ha de estar preocupada, al ratito lo envío, por ahora sigo escribiendo, quiero hacerlo, ya lo necesitaba. ¿Tiene sentido? Mejor no lo cuestiono, lo seguiré haciendo.

¿Qué estás haciendo, también pierdes el tiempo, tienes algo por hacer? Quisiera saberlo, yo me siento un caracol.

 

Anuncios

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s