El juego de la vida.

Medía tus pasos, pedazos de papel; fijaba escenarios descubiertos a partir de tus pupilas y gran imaginación, eras niño interminable jugando a ser piloto de tu vida y tus carritos, deseando olvidar lo que eras y lo que dejabas ir por andar recorriendo rincones indebidos, callejones sin salida.
Te ahogaste mil veces en mares formados por terrones salados en vasos de aguas tranquilas. Devoraste mundos sin cautela, querías saber, crecer y comerte la tierra. No pensabas en los daños, concentrabas tus esfuerzos en crear historias y vender inspiraciones a los niños vagabundos.
Tu risa entre sábanas con caducidad incluida cual pasajes oníricos que nunca se olvidan, hoy se ha esfumado tras el sol de esta Colima.

* Inspiraciones de unas letras anónimas.
Anuncios

4 comentarios en “El juego de la vida.

  1. Me encantan tus letras y la magia que haces con ellas.
    Me hiciste desear ser de Colima o peor aún volver al pasado a recomponerlo todo.

    Felicidades, tus textos cortos son grandes.

    Me gusta

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s