Sin tu vida.

 

 

 

Sé que no lo imaginaste,

tampoco pasó por tu mente

pero dejaste tanto, tanto, tanto…

Mamá no te olvida, ni lo hará jamás

a pesar de esas pastillas

que calman su ansiedad y profunda soledad

mientras escucho sus sueños

donde te ve, le hablas, te escucha y olvida lo dicho.

¿Por qué no te sueño? Tengo mucho sin verte.

Veo mis manos y no hay nada,

sólo un vacío que no alcanza

para abrazar los recuerdos,

las risas y los abrazos.

¿Quién me dará tu ensalada

y tu arroz con leche sabroso

navegante entre las pasas?

¿Quién hablará de abuelito,

su taxi y sus peligrosos viajes?

¿Cuándo volverá tu Navidad,

tus festejos e intercambios;

cuándo volverán tus hijos

que hoy parece han querido olvidarlo?

Extraño tanto, tanto, tanto…

¿Aún escuchas mi flautín

dizque interpretando notas?

¿Aún recuerdas mis locas charlas,

las bromas tontas y a mamá desatada?

No te vi, y sé que no querías

que te viera en esas fachas,

trato de entenderlo, al menos eso hago.

Sólo que nos faltó el último abrazo,

la última risa, el último momento

que se fue en un suspiro, en tu suspiro.

Te amo tanto, tanto, tanto…

qué no me bastó una vida.

 

Anuncios

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s