Héroes en decadencia.

Publicado por La Jornada Aguascalientes.

Suplemento Autonomía #14.

Abril 09, 2011.


¿Qué diferencia existe entre un súper héroe y un humano común y corriente? ¿Acaso su fuerza, aquella rapidez o quizás su alto coeficiente intelectual? Aún recuerdo a ese león con su espada del augurio, al murciélago de ciudad Gótica y a esos seres del zodiaco que por más litros que perdían se mantenían de pie, con el único fin de salvar a una chica sosa con cara angelical. ¡Cuánto sacrificio!

Y saben, creo que ese es el punto. A estos y otros héroes los distingue un espíritu de solidaridad y empatía ante las desgracias ajenas, al grado de estar dispuestos a entregar su vida a cambio de salvar al mundo y su población, sin importarles si realmente esas personas merecen o no ser salvadas, lo cual es genial, sin embargo me brinca un pequeño detalle: ellos no existen, son parte de un celuloide y aún así los admiramos. Tal pareciera que esos héroes sólo pueden habitar en nuestra imaginación, no más allá.

¿Y por qué admiramos algo que no existe? Y lo más importante, ¿por qué seguimos tanto a estos personajes y dejamos a un lado los héroes reales? Digo, existen bastantes hombres que a lo largo de la historia se han distinguido por hacer grandes proezas a favor de la sociedad, y pese a ello muchos viven en el olvido, sólo en los libros o peor aún, en el completo anonimato.

Es entonces que me pregunto qué debe hacer un humano de carne y hueso para ser considerado un héroe. ¿A huevo requiere de un súper poder, o por qué tal desvalorización? Resulta extraño pero cierto. La sociedad sueña con hacer y deshacer para sobresalir y ser alguien famoso y admirado por infantes y adultos; no obstante sólo es eso, un vil sueño en el cual ni siquiera creemos y mucho menos deseamos que se vea cumplido. No falta aquel que comienza a excusarse con “si yo fuera más alto y fuerte… si yo tuviera mucho dinero… si mis padres no me hubieran educado así… si hubiera hecho una licenciatura…”, y mil justificaciones más. El hecho es que dentro de nosotros no existe la convicción o debiera llamarla vocación de héroes.

Justo hace días veía una conferencia en la cual un joven explicaba que cada uno de nosotros tiene la capacidad de ser uno de los héroes que tanto hacen falta ante los niveles de inseguridad que estamos viviendo. Curiosamente, al explicar cómo dos personas con gran determinación lograron salvar a uno de sus hermanos raptados ejerciendo presión sobre el gobierno y los secuestradores, el público se veía inspirado y animoso por salir corriendo, reunir a sus vecinos y ser un héroe como ellos.

¡Bastante bueno sería aquello!, de no ser porque inmediato a esto el joven relataba que meses después el iniciador de ese movimiento había sido asesinado. La cara de muchos palideció y más de uno terminó por callar su ánimo. Y claro, quién no ha dicho “se murió por pendejo, ahí andaba buscándole…”, o esa frase de “¿dar mi vida por esa bola de weyes? ¡Nombre! Que ellos den su vida por mí”.

Ni hablar, seguimos optando por ser simples espectadores de una sociedad donde los héroes están en decadencia. ¿No lo crees?

Anuncios

2 comentarios en “Héroes en decadencia.

  1. Es una dura decisión… no basta con desear las aventuras, los peligros y las grandes hazañas…. quizá sea también necesario sentir que se ha tocado fondo… poseer ideas y sentimientos de que “no se tiene ya nada más que perder”

    Me gusta

    • Coincido contigo Erion. Hacen falta muchos elementos para despertar, o en ocasiones UNO SOLO… tal vez una muerte de alguien muy amado, un atentado en contra de tu familia o de ti mismo, o la desolación ante un entorno nada agradable.

      Y eso es algo lamentable, ya que actualmente es común que nuestra constante apatía crezca proporcionalmente inversa a nuestra capacidad de asombro… y con ello nuestro despertar es más tardado, más difícil.

      En sí, tampoco considero que para ser Héroe se tenga que tener sed de peligro y aventura, y ni siquiera realizar un gran acto… en ocasiones sólo hace falta determinación, entereza y consciencia por generar cambio aunque sea dentro de tu familia, tu trabajo, tu salón de clases, convirtiéndote así en un héroe anónimo más. Esperemos surjan muchos y los valoremos más.

      Me gusta

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s