Zozobra de letras.

Illustración de Nicolleta

Prohibido callar; dicen mis cuerdas que tensas y dolosas suplican gritar. No quiero que escuches, no quiero que llores ni deseo que mojes tu mirada alegre, que cautiva mis noches y encapsula mi vida.

No tengo el valor de tenerte cerca, la inmovilidad adherida a mí se ha postrado a gusto, me dice “no puedes, eres maniquí”. Inmerso en los vuelos de mis pensamientos, me interrogo y quiebro al primer tambor de aquellos que anuncian guerras que aproximan, te hacen temblar y te hacen morir.

Prohibido escuchar tu risa en el aire, pues sólo es la causa de más confusión. Quiero estar contigo y entre recovecos resguardo el gran amor que tengo por ti. No quiero ya herirlo, no soportaría ser el causante de tanto pesar.

Tu carita de niña, inocente y despistada, pierde su figura ante mi fulgor. Te daño y hostigo, presiono tus entrañas y ante tu gemido no sé qué decir. Me freno y no hallo si quedarme quieto o continuar andando, ante tu sufrir.

Busco despertarte y no lo consigo. Vives en tu mundo, tan cercano al mío. Lamento ser más parte de la realidad que predica la gente, y oyendo sus voces diluido quedo entre sus murmullos y cruel soledad.

A un campo minado te enfrento en mi vida. El camino incierto hace temerosos tus pasos adentro y cuando menos piensas ya perdiste mucho, tal vez una mano, quizás un oído y en el peor de los casos, tu inmenso corazón. Egoísta sería pedirte que pases y en medio del caos ver tu destrucción.

Dudo de mí, de esa fortaleza y alta convicción para estar contigo “a pesar de todo”, más si eso incluye causar tu dolor. ¡¿Qué hago?! Lo ignoro. Temo hablarte y que mis fantasmas provoquen horror. Sólo quiero tiempo y un poco de espacio entre prioridades. Lo sé… no soy “don trabajo” ni “san profesión”. Me inquieto y en medio de esta confusión, que nubla mi vista y recrudece mi alma tropezando las letras y esta razón, Amarte yo quiero sin este dolor.

Anuncios

Un comentario en “Zozobra de letras.

  1. Hermoso mi amor

    En este momento me encuentro sumergido en el dolor que principalmente es provocado por la sosobra de cocomida
    😛

    En ocasiones olvido que ya no soy el “Superman” que éra a los 19 o 20 años y mi capacidad para comer descomunales cantidades de comid y cargar cajas desmesurablemente pesadas va disminuyendo cada día más… :-S

    Sabes una cosa???? Me siento inceíblemente bien cuando estoy contigo, y todos esos momentos que hemos pasado no los cambiaría por nada

    I. L. P. !!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s