Redes sociales, lo de hoy.

Publicado por Revista Guayoyo en Letras. http://www.guayoyoenletras.net/?p=10275

Venezuela. Febrero 06, 2011.



Hace años, en uno de esos momentos en los cuales se piensa en la inmortalidad del cangrejo y mil animales más, el tema vino a la plática. Mi amigo me comentaba lo difícil que era para él adaptarse a un medio de comunicación tan “impersonal” como lo es el internet; por más que se esforzaba, lo consideraba aburrido, emocionalmente frío y por demás impráctico, ya que la mayoría de sus seres queridos preferían realizar una llamada telefónica en lugar de estar frente a un monitor y contemplar una sonrisa a partir de una carita amarilla con dientes blancos. De la misma forma, alegaba que de seguro los expertos en sistemas y tecnología soñaban con el día en el cual las personas dejaran de socializar, y al igual que ellos, viviríamos detrás de una máquina desapareciendo por completo las relaciones personales.

Por mi parte, en un afán por interceder a favor de mi adicción temprana al mensajero y las salas de chat, proveniente de mi profunda introspección y timidez, le explicaba que a pesar de su opinión una vez adentro apreciaría cómo se establece y mantiene una amistad con cualquier persona, que si en un inicio era un total desconocido, a la larga podía llegar a compartir detalles y acontecimiento de su vida diaria, convirtiendo aquel contacto en algo bastante personal, que lejos de lo imaginado por él, traspasaba una pantalla.

Aquel día, sin darme cuenta aposté por un medio que si bien apenas comenzaba a repuntar, superó por mucho mis expectativas. Es así que en la actualidad, el internet es el punto de encuentro predilecto para muchas personas, que en búsqueda de amigos, de contactos profesionales e incluso de una pareja, se internan en un mundo virtual dentro del cual se encuentran millones de seres con ese mismo objetivo, teniendo como obstáculo un simple “Add” ó “Follow”, que si es aceptado nos invita a conocer y escudriñar en la vida de otros, teniendo al alcance datos tan específicos como su fecha de nacimiento, su trabajo, sus gustos e intereses, su estado civil y su modo de vida familiar, personal y social.

De esta forma, al mismo tiempo que nos enlistamos en las filas de determinada red social, pareciera que estamos obligados a compartir, agregar personas y exponer nuestra bitácora diaria de actividades, como si fuera una carrera en la cual ganara aquel con mayor número de “amigos”, de comentarios y fotografías. Quién lo diría, en estos tiempos para ser popular ya no es suficiente tener un selecto grupo de amigos y asistir a determinados lugares o clubes exclusivos. Ahora, cualquier persona con el suficiente ingenio y tiempo para estar detrás de un monitor, puede convertirse en un ícono lleno de seguidores interesados en sus pensamientos y en su vida segundo a segundo.

Lo más sorprendente viene cuando se visualizan las cifras, y haciendo un esfuerzo mental, se comprende hasta cierto punto cómo las redes sociales han desplazado abismalmente al método tradicional de socialización. Páginas  de internet como Facebook y Twitter, han hecho que expertos en esa y otras materias vuelquen sus miradas, estudios y opiniones sobre ellos, ya que con 500 y 200 millones de usuarios respectivamente, acaparan el mercado de las redes sociales, el cual incluye celebridades, instituciones, personalidades del medio político, periodístico y social, y público en general.

 

Razón de sobra tienen distintos estudiosos al analizar esta situación y subrayar aspectos tan relevantes como son la privacidad, seguridad e identidad de cada uno de los humanos que integran dichas masas y exponen a diario detalles íntimos y/ó delicados sin cuidado alguno. Sobre todo, porque diversas agrupaciones delictivas se han valido de la información contenida en estas y otras páginas, para elegir e informarse de cada movimiento realizado por su futura víctima. Así también, se ha expuesto el negocio que realizan ciertos sitios vendiendo sus bases de datos y a la vez, la vida entera de sus usuarios.

Sin embargo, aún teniendo a cuestas dichos aspectos negativos, las redes sociales siguen en aumento y no se ve fin a su crecimiento. Tan sólo en su primer año, Twitter en español creció un 736%, sobresaliendo Brasil, Venezuela, Chile y México. Al mismo tiempo, el 50% del mundo Facebook inicia sesión cada día, lo cual implica un número de 175 millones de usuarios cada 24 horas. De esta manera, en medio de toda una nueva dinámica social les pregunto ¿podemos quedar fuera de ella?

Anuncios

2 comentarios en “Redes sociales, lo de hoy.

  1. tienen diversas desventajas, y también ciertas bondades que llegan a convertirlas, de alguna manera, en una necesidad. Estoy de acuerdo tanto con tu amigo como contigo… pero para no saturar este comentario con miles de palabras, creo que será suficiente con decir que las percibo como un mal necesario….. aunque hay ocasiones en que algunas personas, más que encontrar algún beneficio o la satisfacción de alguna necesidad, encuentran perjuicios.

    D. E.

    Me gusta

    • tienes razón Erion, el internet es una caja de pandora y como parte de la vida (siendo una extensión de la humanidad) llega a sorprendernos para bien o para mal.

      en mi caso no puedo quejarme, el internet fue el medio que trajo el amor a mi vida y hasta ahora ha sido una gran bendición. sobre eso, cualquier cuestión negativa queda minimizada je! 🙂

      agradezco tu comentario!

      Me gusta

¡Anda, deja tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s